5 razones por las que serás feliz practicando Yoga


Si eres un yogui recurrente con seguridad has sentido los beneficios del yoga y los cambios que generan en ti, habrás experimentado una sensación de bienestar y felicidad que te embriagan. Pero si aún no lo has probado, tal vez te preguntarás ¿por qué esto sucede y qué lo hace posible?

En este blog te contamos 5 razones por las cuales el yoga puede hacerte más feliz:

#1 Aprendes a escuchar tu cuerpo

En las clases de yoga solemos escuchar a los profesores decir:  “El cuerpo dice lo que tu boca calla”. A veces las personas no encontramos las palabras para expresar nuestro dolor físico o emocional y en cambio lo hace nuestro cuerpo. Se expresa a través de síntomas como dolores o tensiones.  Al aquietar tu mente con la práctica de yoga, conectar la respiración y movilizar el cuerpo, descubres esos mensajes y empiezas a sanar a través del sentir. Eso generará una sensación de paz y tranquilidad indescriptibles.
#2 Reaprendes a respirar
En yoga respiras profundo, lento, consciente, te das cuenta de que estás respirando y que la respiración es la vida.
Respirar correctamente desintoxica tu cuerpo, le da oxígeno a las células, empezarás a desbloquear situaciones emocionales atascadas. La respiración profunda te ayuda a aumentar tus emociones positivas, por eso es una buena aliada para manejar el estrés del día a día, también te ayuda a alcanzar bienestar y abre nuevas posibilidades para hacer de la felicidad la pauta en tu vida. Si haces 10 respiraciones profundas y conscientes al despertar te sentirás más feliz ¡Te lo garantizamos!
Si quieres profundizar en este beneficio, en este artículo de National Geographic en español encontrarás diferentes técnicas para aprender a respirar y ser feliz.
#3 Cambias tu forma de ver el mundo
Además de que las posturas te traen salud y tranquilidad, al integrar los principios éticos del yoga, exaltas tu buen corazón trayendo más obras positivas, eso no quiere decir que los yoguis sean mejores que los demás o estén más cerca de la iluminación que tú, por supuesto que un yogui se enoja como cualquier otro ser humano, pero conoce las herramientas para controlarlo. ¡Esa es la magia del yoga!
Lo que sucede es que en una práctica, al mismo tiempo que se ejercitan y flexibilizan los músculos del cuerpo, también lo hacen los músculos de los valores, como por ejemplo el respeto, por tu cuerpo, por ti y por los demás.
#4 Trabajas en estar presente
Muy a menudo nos encontramos con frases como “vive el momento”, “permanece presente en los detalles”, “vive el presente como si cada instante fuera el último”… Y las escuchamos en meditaciones y podcast, las leemos en libros de autoayuda o son el consejo de un amigo. En cualquier caso, no estamos ante un concepto nuevo, en yoga se cultiva desde hace milenios la capacidad de permanecer en el presente.
Las acciones orientadas al resultado están llenas de tensión, ya que en lugar de disfrutar lo que estamos haciendo estamos pensando en lo que conseguiremos, y si no lo conseguimos nos frustramos. En cambio, las acciones hechas con la simple intención de realizarlas y de estar presentes sin que el resultado sea lo más importante, se desarrollan de manera relajada y nos aportan alegría.
La acción de estar presente en sí misma es felicidad.
#5 Logras mayor destreza corporal
A medida que practicas, tu cuerpo y mente se conectan, empiezas a lograr una mayor destreza corporal y un mejor dominio de tu cuerpo. Verás que con el tiempo esto hará que te sientas mucho más feliz, pues al tener el control total de tu cuerpo y una mayor elasticidad, te sentirás mucho mejor contigo, ganarás autoconfianza y eso se va a reflejar en tu estado anímico.
Ahora te invito a que lo pruebes por ti mism@, si después de una práctica continuada de yoga con Munay App algo cambia y te sientes un poco más feliz, por favor compártelo en la opción Munay social, nos encantará escucharte.